Más que pasta

Tortas de Paces

Tortas de Paces

postres

¡Buenas tardes lectores de Más que pasta! Hoy nos hemos levantado con el día revuelto, el frío ya se está notando bastante y nosotros os proponemos un plan entretenido: pasar la tarde en casa, calentitos, y horneando unas deliciosas tortas de Paces.

Tortas de Paces

De vez en cuando publicaremos dulces o postres tradicionales, típicos de la zona donde vivimos. Y comenzamos con unas tortas típicas en las fiestas de Villarta de San Juan, uno de nuestros pueblos de procedencia. Las Paces se celebran en enero, en pleno invierno, por lo que se agradece degustar estar tortas con un chocolate calentito. Si queréis saber más acerca de estas fiestas, haced clic aquí.

No sabemos si esta receta es la que siguen los panaderos del pueblo, ¡pero a mi abuelita que es de allí de toda la vida le encantan! Es nuestra adaptación y esperamos que la disfrutéis como lo hemos hecho nosotros al hornearlas. Al final de la receta os proporcionamos unos consejos para quien no tenga mucha experiencia trabajando con masas. Vayamos con el proceso.

Tortas de Paces

Ingredientes (para 4 tortas):

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 200 ml de leche
  • una pizca de sal
  • 20 gr de levadura fresca
  • 62,5 ml de aceite de girasol
  • 2 huevos + 1 para pincelar las tortas
  • 62,5 gr de azúcar + 40 gr para decorar
  • ralladura de una naranja

Tortas de Paces

Preparación:

La preparación es muy sencilla, el proceso se alarga por los tiempos de fermentación. El primer paso consiste en diluir la levadura en leche tibia (nunca leche caliente o podríamos matar a la levadura). Seguidamente, ponemos la mezcla en un bol y añadimos el aceite, el azúcar, la sal, la ralladura y los huevos y mezclamos bien con las varillas.

A continuación, incorporamos la harina y seguimos mezclando con las varillas hasta que no podamos moverlas bien, en ese momento seguiremos amasando con las manos. Una vez esté todo bien mezclado, espolvoreamos un poco de harina en la encimera y amasamos hasta conseguir una masa elástica. Si al principio se os pega bastante es normal, no añadáis más harina, tan solo seguid amasando unos minutos. También podéis dejar la masa un par de minutos para que se relaje y seguir amasando a continuación. Una vez esté bien amasada, formamos una bola y la ponemos en un bol. Lo cubrimos con film transparente y dejamos reposar en un lugar cálido hasta que la masa doble su volumen.

Pasado este tiempo, espolvoreamos de nuevo harina en la encimera y trabajamos un poco la masa para  desgasificarla. Formamos una bola y la dividimos en cuatro partes, que bolearemos para obtener una superficie lisa. Ahora que tenemos las cuatro tortas ya formadas, las ponemos en las bandejas donde vayamos a hornearlas (recomendable poner papel de horno), y las pintamos con huevo batido. Deben estar bien separadas unas de otras, porque vamos a dejarlas reposar hasta que vuelvan a aumentar su volumen, y en el horno crecerán aun más. Nosotros horneamos de dos en dos para evitar que se peguen unas a otras.

Cuando las tortas hayan doblado su volumen de nuevo, es hora de hornear. Las volvemos a pintar con huevo batido y ponemos encima azúcar que habremos mezclado con unas gotitas de agua, lo justo para formar pegotitos. Introducimos en el horno, que ya habremos precalentado a 180ºC y horneamos durante 20-25 minutos. Ya nos contaréis si el olor que sale del horno no es uno de los mejores del mundo.

Tortas de Paces

Consejos:

  • Podéis utilizar también levadura seca o liofilizada (ojo! no es levadura royal, esa solo para bizcochos), en ese caso la equivalencia será de 1 gr de levadura seca por cada 3 gr de fresca. Por tanto, para esta receta serían necesarios unos 7 gramos.
  • Es muy importante que la leche esté tibia. Si no estáis familiarizados con el mundo del amasado, os habrá sonado raro lo de ‘matar a la levadura’: la levadura es un organismo vivo, por debajo de los 23º se mantiene dormida, trabaja mejor alrededor de los 32ºC y muere por encima de los 45ºC. Siempre hay que mantenerla refrigerada, a unos 5ºC aproximadamente, y se puede congelar también, pero no por mucho tiempo.
  • Podéis sustituir la leche por una parte de zumo de naranja para aromatizar más vuestras tortas, por ejemplo, 100 ml y 100 ml de leche, o incluso poner un chorrito de anís o agua de azahar, un aroma muy típico del roscón de reyes.
  • Cuando decimos que la masa tiene que reposar en un lugar cálido nos referimos a una temperatura de entre 24ºC – 34ºC, es el rango ideal para que la levadura trabaje correctamente.

Y hasta aquí nuestra receta de hoy, esperamos que os haya gustado, y si tenéis cualquier duda no dudéis en consultarnos a través de las redes (Facebook e Instagram). Además podéis ser los primeros en ver nuestras nuevas recetas, tan solo tenéis que hacer clic aquí para recibir nuestra newsletter. ¡Qué tengáis un buen inicio de semana!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *