Blog de recetas sencillas

Roscón de reyes

Roscón de reyes

¡Buenas tardes amigos de Más que pasta! Hace unas semanas hacíamos una encuesta en redes sociales, os dimos a elegir entre un vídeo de la receta del roscón de reyes, o del tronco de Navidad. Y por el título de esta entrada ya sabréis que…¡elegistéis el roscón! Así que nos pusimos manos a la obra, y hemos grabado un vídeo del proceso, además lo hemos elaborado sin amasadora, para que cualquiera pueda hacerlo en casa.

Hacer un roscón no es difícil, no os vayáis a asustar, el único problema es que lleva su tiempo. Tiene varios tiempos de levado y es importante respetarlos para obtener un buen resultado. Os dejamos la receta y al final de ésta, el vídeo. Con las cantidades que os indicamos salen dos roscones, nosotros hicimos solo uno, por lo que utilizamos la mitad. Os recomendamos leer bien todos los pasos antes de comenzar la preparación, ya veréis que es sencillo y no volvéis a comprar un roscón nunca más.

Roscon de reyes

Ingredientes:

Para el prefermento:

  • 100 gr de harina de fuerza
  • 100 ml de leche tibia
  • 40 gr de levadura fresca

Para la masa:

  • 570 gr de harina de fuerza
  • 170 gr de azúcar
  • 3 huevos
  • 120 ml de leche
  • 125 gr de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 15 gr de agua de azahar
  • piel de una naranja rallada
  • una pizca de sal
Roscon de reyes

Decoración:

  • 1 huevo batido
  • 30 gr de azúcar
  • 2-3 cditas de agua
  • frutas escarchadas
  • nata para montar (más del 35% M.G.)

Preparación:

La elaboración del roscón comenzará la noche anterior con la preparación del prefermento. Para hacerlo, diluimos la levadura fresca en la leche tibia (súper importante que no esté caliente, solo tibia). A continuación, ponemos la mezcla en un bol y añadimos la harina de fuerza (también súper importante que sea harina de fuerza). Mezclamos bien y terminamos integrando a mano y formando una bola. Tapamos con film transparente y dejamos levar toda la noche, tiene que doblar su volumen.

Al día siguiente, prepararemos la masa del roscón. Ponemos en un bol la ralladura de naranja, la sal, la leche, el agua de azahar y los huevos ligeramente batidos. Mezclamos, e incorporamos el prefermento y la harina de fuerza. Integramos bien todos los ingredientes, primero con una espátula de silicona y después a mano. Os parecerá que la masa resultante es dura, se debe a que aún no hemos incorporado el azúcar y la mantequilla. Una vez tengamos todos bien mezclado en el bol, ponemos un poco de harina en la encimera y amasamos unos minutos. Si os cuesta amasar, tan solo tenéis que dejar reposar unos minutos la masa para que se relaje.

Roscon de reyes

El siguiente paso será incorporar el azúcar a la masa. Lo haremos en tres veces, amasando ligeramente entre una y otra. Una vez pongamos todo el azúcar, formamos una bola, aplanamos con los dedos y ponemos la mantequilla en trocitos (debe estar a temperatura ambiente, o ‘punto pomada’). Amasamos de nuevo para integrar la mantequilla, os puede parecer que la masa se deshace y se vuelve pegajosa, pero seguid amasando, enseguida la masa estará perfecta.

Para finalizar esta parte, ponemos la masa en un bol, tapamos con film transparente y dejamos reposar una hora y media o dos, hasta que la masa doble el volumen. El tiempo de reposo dependerá de la temperatura que tengáis en casa.

Pasado este tiempo, vamos a formar el roscón. Lo primero que haremos será sacar la masa del bol y desgasificarla amasando unos segundos. Formamos una bola y dejamos reposar 10 minutos antes de empezar a darle forma. Para hacer el agujero, metemos los dedos por el medio de la masa y vamos girando y estirando, intentando que todo el círculo tenga más o menos el mismo grosor. Es importante que el agujero sea bastante grande, ya que ahora el roscón tiene que doblar de nuevo su volumen y si es pequeño se cerraría. Ponemos el roscón sobre una bandeja de horno, en la que habremos puesto un papel vegetal o sulfurizado. Si queréis poner haba en el roscón, ahora es el momento, metedla por debajo en la masa. Tapamos nuevamente con film transparente y dejamos reposar hasta que vuelva a doblar su volumen, una hora aproximadamente.

Roscon de reyes

Después de esa hora, precalentaremos el horno a 180ºC y decoraremos nuestros roscón. Primero pintaremos el roscón con huevo batido, no hay que apretar mucho la masa, ya que podría bajarse. Para el azúcar, ponemos 2-3 cditas de agua y mezclamos hasta formar pegotitos, no pongáis mucha agua o no quedará bien. Ponemos el azúcar por toda la superficia y por último decoramos con las frutas escarchadas. Horneamos durante 20-25 minutos, hasta que la superficie esté doradita. Sacamos nuestro roscón y dejamos enfriar antes de rellenar.

Para rellenar el roscón lo abrimos por la mitad con un cuchillo de sierra y montamos la nata. Nosotros hemos utilizado mix o nata vegetal, que es más estable que la nata de origen animal y aguanta bien un rato fuera de la nevera. Si utilizáis nata para montar de origen animal, recordad que tiene que tener un porcentaje de materia grasa superior al 35%. Batimos con la batidora de varillas hasta montarla, llenamos una manga desechable y a decorar. Ponemos la nata por toda la superficie y tapamos de nuevo con la parte de arriba.

Tenéis el éxito asegurado con esta receta, ¿el único problema? ¡Que al año siguiente seguro que tenéis que hacer más de un roscón y de dos!

El mantel que acompaña a nuestro roscón es de nuestros amigos de La Pajarita, podéis ver más detalles aquí.

A continuación, os dejamos el vídeo para que podáis ver bien todos los pasos y el resultado final, esperamos que os guste. Y no dudéis en enviadnos vuestras fotos si los hacéis ¡las publicaremos en nuestras redes sociales!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *