Más que pasta

Tarta de queso ‘La Viña’ con mermelada de frutos rojos – Reto Alfabeto Dulce

postres
¡Buenos días amigos de Más que pasta! De nuevo llegamos un mes más con el Reto Alfabeto Dulce. Este es el último mes de la segunda vuelta del reto ¡no sabemos que pasará en la siguiente aún! Puesto que ya solo faltaba una letra por utilizar, tan solo teníamos que utilizar un ingrediente obligatorio, la mermelada.
Sí, ya sabemos que en el anterior reto también pusimos una tarta de queso, pero es que teníamos muchísimas ganas de probar esta, ya que dicen que es la mejor del mundo ¡y no había una mejor ocasión!
Hemos visto muchísimas variantes de esta receta, pero al final nos decantamos por la del blog ‘Las María Cocinillas’. Vamos con nuestra receta de la tarta de queso La Viña con mermelada de frutos rojos.
Ingredientes (molde de 18 cm.):
Para la tarta 
 
– 500 gr. de queso crema tipo Philadelphia
– 250 ml. de nata para montar (más de 35% M.G.)
– 100 gr. de panela (también podéis utilizar azúcar)
– 3 huevos XL
– 12,5 gr. de harina de trigo
– Una pizca de sal 
Para la mermelada
– 200 gr. de frutos rojos (fresas, arándanos, moras, frambuesas y grosellas)
– 3 cucharadas de panela
– Zumo de medio limón
– Una cucharadita de esencia de vainilla
 
Preparación:
La preparación es muy sencilla, no hace falta ni batidora, tan solo necesitaremos unas varillas. Para preparar la tarta precalentamos el horno a 200ºC, ponemos en un bol el queso, la nata, la panela y la sal y mezclamos con las varillas. A continuación, vamos incorporando los huevos uno a uno, mezclando bien antes de incorporar el siguiente; y por último añadimos la harina y removemos hasta obtener una mezcla homogénea.
Ponemos papel de horno dentro del molde, y horneamos durante 35 minutos. Aunque al sacarla parezca que el centro de la tarta no está hecho no os preocupéis, al enfriarse quedará un interior cremoso y bien cuajado.
 
Mientras la tarta se enfría, prepararemos la mermelada de frutos rojos. Ponemos en un cazo todos los ingredientes a fuego medio-bajo y dejamos hacer lentamente. Podéis triturar la mermelada con la batidora, o simplemente ‘aplastar’ la fruta con la cuchara de madera mientras se hace la mermelada. Como podéis ver, nuestra mermelada no lleva mucha azúcar (panela en nuestro caso), ya que pensamos que quedaría mejor una mermelada un poco más ácida con esta tarta.
Una vez estén frías tanto la tarta como la mermelada, ponemos esta última por encima y tendríamos lista nuestra tarta. ¿El resultado? Una tarta de queso con sabor suave, un interior súper cremoso que combina muy bien con la mermelada de frutos rojos.
Muy aconsejable hacer esta tarta, tanto por su sencillez como por su sabor, seguro que os sorprenderá. Nos vemos en la próxima, ¡feliz entrada de otoño!

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *