Más que pasta

Tarta fría de queso con piña y mango curd – Reto Alfabeto Dulce

postres
¡Buenos días de domingo! ¿Qué tal amigos? Ya estamos aquí un mes más para compartir con todos vosotros nuestra aportación al Reto Alfabeto Dulce de este mes, reto que como siempre organiza Ana, de Cook the cake. Los ingredientes de este mes nos han encantado, dos frutas de las que somos muy fans, ¡piña y mango! Ya que estas frutas nos parecen muy fresquitas, ¿que mejor que integrarlas en una tarta fría de queso? Aquí os dejamos nuestra receta.
Ingredientes:
Para la base:
– 150 gr. de galletas (Digestive, Maria o las que mas os gusten)
– 125 gr. de mantequilla
Para el relleno:
– 600 gr. de queso de untar tipo Philadelphia
– 300 gr. de yogur de vainilla (nosotros Bífidus de Lidl porque nos encanta su sabor)
– 6 láminas de gelatina
– 75 gr. de piña
– 4 rodajas de piña (en su jugo) + un par para decorar
– 150 ml. del jugo de la piña
Para el mango curd:
– 300 gr. de mango
– 150 gr. de azúcar
– 4 yemas de huevo
– 100 gr. de mantequilla
– zumo de un limón
Preparación:
Comenzaremos preparando la base de la tarta, que ya sabéis que es muy sencillita, trituramos las galletas, derretimos la mantequilla con cuidado en el microondas, mezclamos y ponemos en la base del molde. Dejamos en la nevera hasta el momento de poner el relleno.
A continuación prepararemos el relleno de la tarta, nosotros pusimos la piña triturada, pero también podéis hacerla trocitos. Batimos el queso, el yogur y la piña triturada. Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría y mientras calentamos el jugo de piña con el azúcar. Cuando las hojas estén hidratadas las añadimos al jugo y removemos hasta que se disuelvan. Mezclamos bien con la mezcla del queso y ponemos en el molde. Lo dejamos en la nevera y preparamos mientras el mango curd.
Para el mango curd trituramos con la batidora el mango y lo mezclamos con el azúcar y el zumo de limón. Ponemos la mezcla en un cazo, le añadimos las yemas y batimos hasta integrarlo todo. Ponemos en el fuego a baja temperatura y sin dejar de remover, hasta que comience espese. Entonces retiramos del fuego, añadimos la mantequilla y removemos hasta que se deshaga y tengamos una mezcla homogénea. Dejamos enfriar antes de ponerlo en la tarta, para ello ponemos film transparente de forma que esté en contacto con el mango curd para evitar que se forme una capa por encima.
Cuando el mango curd este frío, la tarta ya estará tomando cuerpo y podremos ponerlo por encima sin que se nos hunda. Una vez lo hayamos puesto y extendido, llevamos a la nevera de nuevo y dejamos unas 4 horas, aunque mejor si es de un día para otro.
La tarta queda muy muy suave y fresquita, ¡ideal para tomar un trocito después de una comida de domingo! Esperamos que os guste y que la hagáis, porque es muy facilita y queda muy rica, ¡desaparecerá en un abrir y cerrar de ojos!
Nos vemos el mes que viene con el siguiente reto, ¡hasta marzo amigos!

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *