Más que pasta

Strozzapreti boloñesa

primeros
¡Buenas tardes amigos de Más que pasta! Estaréis leyendo el título de la receta y pensando…Stro..que? ¡Pues strozzapreti! Un tipo de pasta, cuyo nombre tuvimos que investigar y que se caracteriza por ser enrollada a mano, también puede llamarse trofie, o al menos es un tipo de pasta parecida. Si alguno de nuestros lectores es experto en pasta italiana y quiere ilustrarnos…¡es bienvenido!
Teníamos esta pasta en casa y no sabíamos cómo prepararla, así que decidimos que lo mejor sería una auténtica boloñesa y de paso os explicábamos como hacerla. Así que nos pusimos a buscar en esta gran fuente de recetas que es internet y cogimos un poco de allá y un poco de acá y de ahí salió algo muy muy rico como es este plato. Os contamos como prepararla.
Ingredientes:
–  Pasta (strozzapreti, trofie o lo que tengáis por casa)
– 500 gr. de carne picada (nosotros ternera con cerdo)
– Una zanahoria
– 1/2 cebolla
– 1/2 vaso de Pedro Ximénez (sí, nos equivocamos de botella y resultó salir bueno, así que se queda)
– 1/4 vaso de leche entera
– Una cucharada de hierbas aromáticas
– Sal, pimienta molida
– Aceite de oliva

Para el tomate frito:

– 500 gr. de tomate troceado
– 2 cucharadas rasas de azúcar
– Sal
– Aceite de oliva

Preparación:

Vamos a empezar preparando el tomate frito, que siempre podéis utilizar de bote, pero como hecho en casa en ningún sitio. Tan sencillo como poner aceite de oliva a calentar en la sartén, escurrir bien el tomate y añadirlo cuando esté caliente. Le ponemos la sal y el azúcar y dejamos hacer a fuego lento. Si queréis cuando esté frito podéis triturarlo o no.

Para la salsa cortamos la cebolla y la zanahoria en brunoise (daditos) muy pequeña. En una sartén en la que previamente habremos puesto aceite a calentar, las ponemos a pochar hasta que la cebolla esté transparente.
A continuación añadimos la carne picada, removemos y dejamos que se cocine unos minutos. Cuando empiece a dorarse, añadimos las hierbas aromáticas, el perejil y el Pedro Ximénez y subimos el fuego hasta que el alcohol se evapore.
Por último ponemos la leche y el tomate, y dejamos reducir hasta que la carne esté bien cocinada y la salsa haya reducido un poco.

Unos minutos antes habremos de terminar la salsa ponemos a cocer la pasta en agua ya caliente y sal. Nunca pongáis aceite para cocerla, ya que se forma una película en la pasta que no deja que la salsa penetre bien. Y como ya hemos oído otras veces: es la salsa la que espera a la pasta y no al revés, ¡así que nada de tenerla esperando en el escurridor!


Podéis acompañar la pasta con un poco de queso rallado para darle el toque final. Os aseguramos que esta boloñesa está de muerte, ¡nosotros la vamos a repetir esta semana porque nos encantó! Nos vemos en la próxima entrada, ¡feliz día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *